Tiger se hace eterno

Tiger se hace eterno

22 años después de su primera victoria y 11 años después de su última, sumando su 15 Major y dando una lección al mundo, no solo al deportivo sino al mundo entero, sobre superación.

Después de años de penumbras, de cuatro operaciones de espalda, adicciones…Tiger demostró que no hay nada imposible. Hacía años que vivía en el Olimpo del deporte, pero después de esta gesta, ahora además ocupando un lugar preferencial.

Después de dos intentos, a la tercera llegó el ansiado triunfo. Ni el British Open, ni el PGA Championship pudieron acabar en sus vitrinas, pero el destino le tenía preparado un épica mayor.

El triunfo parecía predestinado al italiano Molinari, pero dos errores, propiciaron un quintuple empate en el hoyo 15. A Molinari, Woods y Schauffel se le sumaron Koepka y Johnson.

Jon Rahm estuvo a punto de sumarse a la cabeza. El vasco, se colocó a un punto con un birdie en el 16, pero la remontada no llegó a consumarse. Justo en el 16 fue cuando Woods se encaminó como líder en solitario. 

El par que realizó en el 17, le dio suficiente ventaja para encarar el último hoyo con tranquilidad, mientras el público se rendía a sus pies.

Tiger ha vuelto.

 

 

 

 

Comparte esta noticia: